17/11/09

brecha generacional I ...O DE...cuando los patos le tiran a las escopetas I

noviembre 17, 2009
número 46

Photobucket

Why don't you all f-fade away (Talkin' 'bout my generation)
And don't try to dig what we all s-s-say (Talkin' 'bout my generation)
I'm not trying to cause a big s-s-sensation (Talkin' 'bout my generation)
I'm just talkin' 'bout my g-g-g-generation (Talkin' 'bout my generation)
my generation
the who

Se habla mucho de la brecha generacional. Y no recientemente, desde que yo era pequeño recuerdo que mis papás ya usaban la frase "en mis tiempos" para hacer referencia a que cuando ellos eran jóvenes algo era mejor o ya de menos diferente. Estos tiempos no son la excepción. Y en mi opinión esa brecha es aún mayor, gracias al vertiginoso avance de la tecnología.

Pero NO. No voy a hablar de esa brecha generacional. En esta ocasión no se trata de comentar que antes nosotros tomábamos agua de la manguera y ahora tiene que venir en botellita. Tampoco trata sobre como los niños de ahora manejan la computadora y los celulares cuando algunos de los mayores (arriba de los 35) ni siquiera aprendieron a programar una videocasetera. No me refiero a la brecha generacional que se manifiesta cuando le tratas de explicar a un niño quién era don gato, cascarrabias, la calaca tilica y flaca o que ya existián los Transformers antes de la película y Megan Fox (el jara hace una pausa para pensar en Megan Fox)

La brecha generacional a la que hoy me refiero tiene más que ver con lo que el subtítulo dice... de cuando las generaciones de abajo se rebelan. Y, al menos la de hoy (por algo dice I en el título), no tiene que ver con el pleito de siempre entre papás adultos conocedores del mundo y adolescentes o niños expertos en creerse conocedores del mundo. En esta ocasión tiene que ver más con el comportamiento dentro del trabajo. Y sí, tal vez con este post me vaya a delatar en edad y deje salir el ancianito amargado que llevamos dentro, pero ni modo.

Primero que nada y para aclarar puntos. No tengo la intención de criticar el empuje, las pilas y las ganas que muchos de los chavitos que llegan a su primer trabajo muestran. Esto es digno de un aplauso y creo que todos empezamos así y de repente es muy triste ver que con el paso del tiempo muchos pierden ese empuje, como si fuera una condición normal en los cumpleaños. Tiene más que ver con la actitud de que están ahí por una obra divina y que por lo tanto lo merecen todo, olvidándose de experiencias, jerarquías y sobre todo humildad.

Our generation
Can be the fucking one
That overcomes
the greed of corrupt nations
clenching the fist of dissent
machine head

Y creo que para ser más precisos a lo que me refiero, será mejor poner más ejemplos que choros.

COMPUTADORAS
Vamos a la frase... En mis tiempos, ya había computadoras, pero no eran para todos. Los que estabamos en nuestro primer trabajo, no contabamos con computadora. Teníamos que escribir las cosas en papelito y luego ver quién nos prestaba su compu o usar las compus comunales (cuando era el caso). Ya cuando te ganabas la compu, era de las obsoletitas. La que le cambiaban a alguien con más veteranía en la oficina.

Ahora la cosa es distinta. He oido a chavos salidos de la escuela que preguntan que computadora les van a dar. He visto los que se quejan porque les tocó computadora de escritorio y no laptop -ya no hablemos de modelos más viejos o monitores rayados- Y repito, no estoy hablando del NUEVO EN LA OFICINA. Estoy hablando de los recién egresados que en su primera chamba se ponen sus moños con el equipo que se les asigna. Como si fuera una obligación ponerles "the state of the art" en cuanto a computadoras se refiere.

Recuerdo un diseñador que entrevisté, recién salido de la escuela y buscando su primera chamba.
CHAVO CAGUENGUE:
"Y podemos tener tabletas de diseño."

EL JARA:
No lo sé. Ya se han estado pidiendo
supongo que en cuanto vayan llegando
se van a ir asignando

CHAVO CAGUENGUE:
Ah pues si sí, yo quiero una

EL JARA:
Primero deja que las tengamos
después vemos a quién les toca
los senior primero obviamente.

CHAVO CAGUENGUE:
¿qué, no sería para todos?
Es que si no, yo no puedo trabajar así.


JUNTAS/REUNIONES
Esta se puede ver desde dos aspectos.

LOS QUE SUELTAN GRILLA PORQUE NO VAN.
Cuando por ciertas políticas no puedes llevar a todo tu equipo a una junta o cualquier reunión de chamba para no entrar en detalles de algun trabajo en específico (en mi caso son filmaciones, grabaciones, fotos, etc.) Entiendes que el chavito recién egresado quiera ir y se ponga triste porque no puede ir en esa ocasión. Lo preocupante es que justo cuando el equipo se va, entonces empieza la grilla. Yo quería ir. Yo merecía ir. Yo debía estar en la junta, seguro no quieren que yo vaya, me tienen mala voluntad.

"En mis tiempos" de mi primera chamba, si no te llevaban a la junta ni modo. Te aguantabas pero entendías de jerarquías y que en ocasiones no puede ir toda la familia burrón.

LOS APATICOS QUE LUEGO SE QUEJAN
Por otro lado, está el otro polo. Por fin invitas a uno de los recién egresados a una junta (aplica para cualquier caso) y te voltean a ver con cara de "te estoy haciendo el favor" y te dicen: ¿tengo que ir? Pues mijo, así como que TIENES, pues NO. Pero es la única manera de aprender. Y aquí si acceden a ir, se la pasan quejándose. Y si no van, después cuando no los invitas se quejan porque no les dices de ir.

"En mis tiempos" (para seguir con el clichè) si te decían de ir a una junta, eras el primero en estar listo. Y tratabas de aprender todo lo que podías. A veces en silencio, a veces (cuando se podía) preguntando y estando muy atento. Porque esa es otra... están los que van y en lugar de estar poniendo atención están chacoteando, mandando mensajes o en facebook, twitter y similares. Una cosa es que los jefes puedan estar en facebook/twitter y otra es que todo mundo lo haga.

RESPONSABILIDAD
Aquí entramos al punto de ¿qué les toca hacer a los recién egresados?, ¿a qué hora llegan?, ¿a qué hora se van?, etc.

Cuando recién entras a tu primer chambita además de lo que tienes que hacer y por lo que fuiste contratado, te puede tocar también de repente ir por las copias, a recoger impresiones, a pedirle algún documento a alguien de otra área. Ahora parece que les tienes que pedir autorización para eso.

CHAVA CAGUENGUE:
¿yo tengo que ir por las copias?

JEFE:
Sí, y luego ve con fulanita en cuentas
y dile que si te da una copia del brief.

CHAVA CAGUENGUE:
ashh, y si le hablo por teléfono

En cuanto a los horarios, pues como los "primerchambita" ya vieron que sus jefes llegan un pelín tarde, especialmente los viernes, pues de ahí se agarran para también ellos llegar tarde. Está bien, una que otra vez. Pero estos chavitos ya la agarran de todos los días y con cualquier pretexto. Mucha gente que conozco se desvela, por chamba o por fiesta, y al otro día están ahí en sus oficinas a tiempo mientras estos "primerchambitas" ahí se dan el lujo de aparecer hora y media después que todo mundo.

Y en la salida, si les pides que se queden un poco más de tiempo o que vengan el fin de semana porque HAY chamba, no porque sí obviamente, ponen jetas y luego hasta se avientan el comentario de...: ¿y fulano porque se va más temprano?... y la respuesta es simple... porque es el jefe, porque lleva 10 años chingándole y porque se lo ha ganado.


En fin, casos como estos son muchos. Seguramente los que ya tienen rato trabajando podrán encontrar mucho más ejemplos y vivencias personales. Y si alguien me lee y está buscando su primera chamba tome esto como consejo. Podrán ser muy talentosos, pero no hay que ponerse moños hasta que lo hayan demostrado con los años. Podrán ser muy buenos, pero hay que aprender a que se exigen las cosas cuando se las han ganado. Podrán ser unos chingones en la escuela, pero la escuela no te da la experiencia y sobre todo no te da humildad.

When I grow up
I'll be stable
When I grow up
I'll turn the
when i grow up
garbage

7 comentarios:

Jesus Olague dijo...

Arturo.

Las respuestas de los primeras chambas a los que te refieres no es cuestión de brechas generacionales sino de otra cosa, aunque sí es un problema que traen estas nuevas generaciones.

Vaya, antes como ahora, si un chavo caguengue que viene a pedir chamba no puede trabajar sin tablet, mejor ahí le dejamos y que se busque otra chamba en donde sí se la den.

A los quejumbrosos se les calma con comunicación y reglas claras, nada de teléfonos en reuniones de trabajo, ni internet (aunque no está de más un proxy o un firewall con bloqueo a facebook y twitter).

La que sí te sacó el empate es la chava caguengue, si puede hablarle a la de cuentas por teléfono y pedir que le mande por correo una copia escaneda del brief para (en el peor de los casos) imprimirla acá, ni modo, para eso es la tecnología, pero de ir por las copias, ni madres que se salva.

Saludos.

Juanhellou dijo...

Again... y como hice también en Finísima Persona, estoy guardando todos sus comentarios don jara, estas son cosas, que si bien van implícitas al estar en la universidad, no hay alguien que durante, o al terminar la carrera te diga: "mira, en el pedir esta el dar" o "si quieres algo, gánatelo... no vas a llegar ganando los millones".

Debería existir una materia que se llamase "Descifrando la mente del Jefe"; cuando uno busca su primera chamba, lo que menos quiere, es que el trabajo que hagamos no cumpla con las expectativas de quien puso su confianza en tí al contratarte.

He de confesar que yo tengo miedo de conseguir mi primer trabajo, no me siento lo suficientemente preparado como para poder trabajar. ¿Será el miedo del primerizo?

Gracias por el post Don Jara!

Dan††e: †he Vice dijo...

Señor don Jara:

Al igual que Jesus Olague no creo que sea una cuestión de brechas y difiriendo un poco con él, o tal vez profundizando en su apreciación, no creo que sea algo obligado en las nuevas generaciones.

Muchas de esas actitudes yo las veo en mis compañeros, pero así como los hay jovencitos (y me refiero más jóvenes que yo, no me estoy echando flores) que son insufribles y exigentes, los hay trabajadores y que aguantan condiciones infrahumanas.

Realmente coincido en muchos de sus puntos, pero me parece un problema de educación. Eduación tanto por parte de ésas escuelas que dicen enseñarlos a ser líderes, como de los padres que no saben decirles a sus hijos cómo es el mundo.

En mis tiempos, para unirme a usted aunque no hayan sido los mismos tiempos, a uno lo ponían a trabajar desde muy joven para aprender el valor del dinero y a ganarse las cosas con esfuerzo. Y si veo que ahora muchos la tienen muy fácil y salen a la vida creyendo que pueden decirle a un jefe "no" con la misma jeta que le ponen a la sirvienta si intenta servirles sopa.

Saben? En realidad si es mucho más general de lo que quise ver. Pero bueno, al menos intentaba hacer mención de dos tres chavitos que se han ganado mi respeto, pero sí es verdad... las generaciones nuevas vienen bien madreaditas.

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

Me has hecho recordar muchas cosas de mi primer trabajo, desde la uni he trabajado, pero cuando me converti en profesional hace 4 años siempre he sido de la idea de aprender de los que más saben para asi hirles mamando sus conocimientos y asi poder crear nuevas ideas, lástima que muchos recien egresados ya quieren llegar y que se les asigne su primera oficina, un gran sueldo y cero sacrificio, ese tipo de empleados nos duran mucho, hay jefes que no toleran esa indiciplina y los ponen patitas a la calle. Ahora que estoy reclutando personal para mi nuevo proyecto me he llevado cada sorpresa que valgame que es cierto que en tiempos pasados habia mas humildad y respeto a las jerarquias que hoy, pero lo malo es que ellos mismos se hacen tanto daño que despues pasan los años y se les va la juventud y jamas encuentran trabajo y se convierten en taxistas o practican algún oficio que no tiene nada que ver con su carrera. Los sacrificios en cada trabajo son necesarios y eso es una ley, sea donde sea se tiene que hacer, desde trabajar los fines de semana hasta sacar una copia o ir incluso por las tortas, estos actos los jefes lo toman demasiado en cuenta, pero los recien egresados no miran mas haya de sus narices para comprender esto. Incluso, siendo jefes o tener un puesto importante en alguna empresa requiere tambien de varios sacrificios para seguir creciendo. Si mismo uno lo hace, por logica no podemos dejar que caguengues asi quieran pasar por encima de nosotros con sus niñerias que solo nos cuentan tiempo y dinero y calidad. Tantas cosas que analizar, demasiado para platicar. Es un lujo y un placer leerte. Saludos! espero el siguiente post!

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

Con mucho respeto a los amigos de los primeros comentarios de este post esto si tiene mucho que ver con la brecha generacional, este término tiene muchas ramas, tanto con ideologías, tecnologías, cultura, política, deportes, hasta para la comida,para todo. Las formas, los modos, las tecnicas y costumbres para realizar actividades cambian con el paso de los años y lo que no se tenía hace 10 años hoy es algo típico al seguir y practicar. Viendolo de este modo las brechas generacionales se pueden ir acortando con el tiempo y eso es por el continuo cambio de tendencias en la información y las tendencias mundiales para crear nuevas cosas. Ejemplo: de 3 a 5 años ya todos tendremos nuestra compu en el cel más potente que los actuales (iphone) y ya todos los que quieran entrar a un nuevo trabajo ya soñarían en ese tiempo que sus jefes les asigne uno de esos celulares y no la obsoleta PC de escritorio o incluso una lap top.

Todo tiene una brecha generacional, y en esta ocasion y como bien recalcaste hoy se analizó lo del primer empleo y los niños caguengues. Saludos!!

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

Estoy releyendo los comentarios que te hice y me he topado con algunas faltas de ortografía imperdonables! No tengo perdón de Dios! Una justificación sería que como lo escribo rápido y al momento para que no se me vaya la idea pues ya después no lo reviso como debe ser, pero aún así escribir "haya" en vez de "allá" es un pecado muy grave. Sí, soy muy pesado con la ortografía, es un gran defecto que tengo. Saludos!

el jara dijo...

no había hecho comentarios a los comentarios...
primero a todos GRACIAS...

Jesús - creo que si es un problema que traen las nuevas generaciones, si es una bronca de brecha generacional.
Y como dices... ANTES COMO AHORA...
antes nosotros seguramente nos quejamos o hicimos algo enel trabajo que nuestros padres hubieran dicho... ahhh, cómo cambian los tiempos.

Juanhellou - ahi luego hablamos de consejos,pero lo más importante es que entres con pilas y dispuesto a aprender siempre algo nuevo y no refunfuñar de lo que te pidan.

danTTe - estoy de acuerdo que no es exclusivo de las nvas generaciones, pero de que se acentúa, se acentúa. Y cómo dices... el chiste es la actitud.

THMM - creo que lo resumiste bien... el problema son los recién egresados que quieren llegar a pedir su primer trabajo exigiendo sueldo, coche, oficina privada y hasta el puesto de jefe.
Y por las faltas de ortográfía.... bah, ni te preocupes.

saludos