10/2/09

En busca del tiempo perdido ...O DE... porque no siempre un minuto tienes 60 segundos..

febrero 10, 2009
número 24

Photobucket
La persistencia de la memoria por Dalí.

It does not heal but it lets us forget
Time what is time
we'll never know
so don't take care
then time is time again
time what is time
blind guardian

¿Qué es el tiempo? Desde pequeños nos enseñaron la noción del tiempo. Aunque durante esa etapa no entendíamos el concepto.  Y por eso no entendíamos que un juguete iba a estar en nuestras manos el sábado. Mañana es sábado - preguntábamos el lunes. Y el martes volvíamos a preguntar - Mañana es sábado? y así nos ibamos con la preguntita hasta que llegaba el viernes y nos respondían ya un poco desquiciados - Sí, Sí... mañana es sábado. Y todo para que el sábado preguntáramos de nuevo - Mañana es sábado?

Y entrabamos en conflicto cuando teníamos que entender el concepto de minuto, hora, día, semana, mes y año... y así sucesivamente. Lleven a un niño a un parque y jueguen con él por un tiempo. Ahora díganle que ya es hora de irse y cuando los voltee a ver con ojitos tristes, casi casi rayando en el ojito remi, intenten hacerle entender que estuvieron en el parque 45 minutos. El los verá con cara de que no entiende un carajo eso de 45 minutos y les dirá - pero si acabamos de llegar.

No sé cómo hacerle para demostrarles lo que pongo en el título del blog, pero estoy seguro que siempre nos han mentido en relación a la duración del tiempo. Y estoy seguro que a veces el padre Cronos divide de distinta manera el tiempo por lo que un minuto tiene más de 60 segundos... o menos. Que una hora tiene menos de 60 minutos... o más. Que un día tiene más de 24 horas... o menos según le convenga. Que una semana puede estar formada de 7, 8, 9 o 6 días y que no siempre 4 o 5 semanas forman un mes. Y así sucesivamente.

Tengo un reloj de treinta horas
se pone en marcha al escribir,
cuando se va la noción
y me acerco lentamente a ti.
relojes en la oscuridad
nacha pop

Quién no ha pasado la situación de estar en la ciudad y sorprenderse porque es un fin de semana cualquiera y ya es la una pm y todavía tienen muchas cosas por hacer. Y cuando estamos en provincia, hacemos las mismas activades, en un fin de semana y al voltear a ver el reloj, surge de nuestra bocota la famosa frase - ¿te cae que apenas es la una y ya acabé todo?
Es una clara muestra que 3 horas en ciudad duran mucho menos que las mismas 3 horas en provincia.

5 minutos de futbolito para un niño se van como agua comparados con los mismos eternos 5 minutos de besos y pellizcada de cachetes que le da la tía Marujita a la hora de saludar. Son  5 minutos pero los del futbol traen descuento mientras que los de la Tia Marujita traen 2 por uno, es decir 5 minutos son 10 en realidad.

Estás en el cine viendo una gran película de acción, explosiones, besos, matanzas y demás parafernalia que cuando salen los créditos volteas a ver el reloj, porque no puedes creer que ya pasaron 2 horas 35 minutos. Saliendo de ahí, entras a la conferencia magistral de tu profesor de civismo y conforme va pasando la conferencia vas viendo como tu reloj, lejos de ir avanzando, está caminando totalmente hacia atrás. Y después de las 4 horas 58 minutos reales de tu vida, te das cuenta que en tu reloj solamente pasaron 2 horas 35 minutos.

Photobucket

Pregúntenle a un equipo, del deporte que quieran, que va ganando por la mínima diferencia si un minuto tiene realmente 60 segundos. Descubrirán que NO... que si voltean a ver el reloj con los ojos del equipo ganador, verán perfectamente como ese minuto realmente tiene 1 hora. Por el otro lado, si lo ven del lado del equipo que va perdiendo, verán que ese mismo minuto en realidad tiene solamente 35 segundos.

Llegas 2 horas antes al concierto de tu banda favorita. Haces la fila, entras, tomas una o 2 cervezas, saludas a gente que conoces, empujones, chiflas, vas al baño, intentas colarte hasta la primera fila y te empiezas a desesperar porque llevas 4 horas ahí, todavía no empieza el concierto y estás ya desesperado aunque tu reloj diga que eres un exagerado porque apenas va una hora 45 desde que llegaste. Por fin a las 9 de la noche empieza el concierto, una canción tras otra, cantas hasta que se te va la voz. En eso, a sólo 15 minutos de haber empezado el concierto, la banda se despide con un gran cierre. Todo mundo se enoja porque el grupo tocó muy poquito tiempo, y te vas a tu carro mentando madres mientras que el reloj marca las 11:40 de la noche. 

Un día cualquiera sales de tu casa con rumbo a tu oficina. El mismo camino de siempre y dispuesto a recorrer tus reglamentarias 2 horas de tráfico, incluso vas de buenas. Vas escuchando las noticias, volteas a ver a otras personas y después de manejar por 30 minutos, entras a tu oficina justo a la hora de entrada,  - 2 horas que no fueron de 120 minutos sino de 30. Al día siguiente, tienes una reunión importante por lo que tomas precauciones y decides salir media hora antes de lo normal. Mismo camino, misma rutina y misma cantidad de autos. Vives las horas más angustiosas de tu vida, porque tu cita es muy importante y llevas 4 horas en el tráfico. Cuando por fin llegas a tu oficina, entras patinando viendo el reloj de la sala de juntas y sólo para descubrir que estás llegando safe. Manejaste 2 horas de 240 minutos.

Recorran la distancia que tienen de su silla al baño todos los días. Digamos que la recorren en 2 minutos (por poner un tiempo). Todo perfecto y siempre es igual. Ahora recorran la misma distancia, a la misma velocidad, pero... con diarrea y van a ver como esos 2 minutos duran realmente 30 segundos.

Así hay miles de ejemplos donde si analizan detenidamente podrán ver que CRONOS se divierte con nosotros y ajusta las unidades de tiempo como mejor le parece. Todo para hacernos sufrir, para desquiciarnos y para que comprobemos día a día que las unidades de tiempo no siempre miden lo mismo. 

Y la última prueba de esto, es que yo actualizo mi blog cada semana, es decir cada 7 días. Vean la fecha del número anterior... 28 de enero... Hoy es 10 de febrero... ¿Una semana de 14 días? 

time... marches
time... marches
on without us all, never stops.
time... marches,
time... marches
on and on and on, flies eternally
march of time
helloween

Photobucket

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cierto!, hasta me he hiciste recordar este mail que enviaban al inicio del internet:
- Para entender el valor de un año, pregúntale a un estudiante que perdió el año de escolar.
- Para entender el valor de un mes, pregúntale a una madre que tuvo a un bebé prematuro.
- Para entender el valor de una semana, pregúntale al editor de un semanario.
- Para entender el valor de una hora, pregúntale a los enamorados que esperan
para encontrarse.
- Para entender el valor de un minuto, pregúntale a una persona que perdió el tren.
-Para entender el valor de un segundo, pregúntale a una persona que evitó un accidente.
- Para entender el valor de una millonésima de segundo, pregúntale a la persona que ganó una medalla de plata en las olimpiadas.
Besos.

Korkuss dijo...

Claro, sin duda el tiempo es algo tan relativo.

Mire que yo he estado viviendo días eternos y meses de varias vidas.

finisimapersona dijo...

Creo que después del amor y el desamor, el tema más recurrente en la música toca siempre los conceptos del tiempo. No sabes cuántas rolas me vinieron a la mente al leer tus epígrafes (por cierto, gran rola de Nacha POP!!!), y me imagino que no tuviste broncas para encontrar las letras que encajaran perfecto con tu texto.

Esta es buena: "Comedia = Tragedia + Tiempo". Es de Mel Brooks. Dejando pasar el tiempo suficiente, puedes hacer humor de prácticamente cualquier cosa...